Santa Coloma de Gramenet

Por un 2022 cargado de esperanza

  • Núria Parlon
  • Actualizado:
  • Creado:

No perdamos la esperanza de que la situación avance favorablemente y de que, más pronto que tarde, podamos llegar a esa tan deseada normalidad.

Nos acercamos al 2022 desde la experiencia acumulada durante dos años muy complejos, marcados por una pandemia que ha condicionado nuestra existencia, golpeando a la economía, dejando una grave crisis social pero, sobre todo, llevándose por delante numerosas vidas humanas.

La cautela es, sin duda, la mejor de las consejeras en plena expansión de la variante Ómicron de la COVID. Resulta de extrema importancia, en este contexto tan volátil, que nos protejamos y actuemos con mucha prudencia.

Son las segundas Navidades con este escenario de pandemia y, por tanto, las segundas fiestas consecutivas con restricciones. Unas indicaciones de la autoridad competente recibidas como un jarro de agua fría, a causa del impacto que suponen para determinados sectores que sufren de manera directa las limitaciones de horarios y aforos o, incluso, la prohibición expresa de sus actividades. Un sacrificio que merece el reconocimiento de la sociedad y de las administraciones públicas. Desde el gobierno municipal, de acuerdo a nuestras competencias, hemos trabajado en esa línea y lo seguiremos haciendo.

A pesar de todo, debemos ser optimistas. Confiemos en el personal sanitario, que sigue trabajando duro por el bien común. Y no perdamos la esperanza de que la situación avance favorablemente y de que, más pronto que tarde, podamos llegar a esa tan deseada normalidad.

De momento, encaramos la recta final de estas fiestas navideñas con el objetivo de que las ilusiones de todos y todas, en especial de los más pequeños, se cumplan. Como primera estación, celebraremos la Diada de Santa Coloma el día 31 de diciembre, poniendo punto y final al año con las tradiciones populares como grandes protagonistas.

Y el 5 de enero será el turno de la tan esperada Cabalgata de Reyes, que os invito a disfrutar desde la emoción pero también desde la precaución y el sentido común máximo. Será necesario un esfuerzo colectivo para respetar las indicaciones de las autoridades sanitarias que permitan su celebración: distancia, mascarilla y evitar aglomeraciones.

Os transmito mis mejores deseos para un 2022 con nuevos proyectos y sueños por cumplir. Muchos desafíos y trabajo incondicional por nuestra ciudad. ¡Feliz 2022!

 

*Artículo publicado en el número especial fin de año de El Mirall.net.