Santa Coloma de Gramenet

Un empuje a tu emancipación: ayudas al alquiler

  • Núria Parlon
  • Actualitzat:
  • Creat:

En Santa Coloma, desde la exigencia a las administraciones supramunicipales, seguiremos haciendo políticas necesarias para la gente.

El acceso a la vivienda no debería ser un privilegio sino un derecho protegido para todas las personas porque tiene rango constitucional. Desde los ayuntamientos, sin leyes que nos habiliten, sin competencias ni recursos económicos suficientes, es muy complicado desarrollar una política integral de vivienda. Aun así, hay recorrido, tanto para atender la emergencia derivada de las situaciones de pobreza, tal como estamos haciendo a diario, como para facilitar el acceso a un alquiler, a personas que aunque tienen ingresos; es decir tienen trabajo, pagar un alquiler les supone el 60-70% de sus rentas mensuales. Para ayudarles, a partir del 2 de enero se podrán solicitar las subvenciones al alquiler (de hasta 200 euros al mes más el pago de fianza y la formalización del contrato) para ese grupo de la población conocido como millenials (entre 18 y 38 años).

Este programa quieren atender a un segmento de per- sonas de la ciudad que quedan fuera de las ayudas convencionales. Es decir, nace con la voluntad de facilitar la emancipación de los y las jóvenes colomenses y a su vez, quiere movilizar el parque de vivienda vacío con garantías a las personas propietarias del mismo.

En este sentido, existe una línea de incentivos (pago del IBI, subvención a la rehabilitación, cédula de habitabilidad...) dirigida a los propietarios y propietarias que quieran poner sus pisos en la bolsa de vivienda municipal.

Estas subvenciones que hemos etiquetado como #holacasa24_7 son una muestra más de nuestro compromiso prioritario con las políticas de vivienda.

Se suma al programa “renovem els barris” en el que hemos subvencionado y coor- dinado la rehabilitación de numerosas fincas en la zona de Fondo Alto y los programas de carácter social. Hay que recordar nuestra labor de información y soporte para evitar desahucios, y todo el catálogo de ayudas e información en materia de pobreza energética.

No disponemos de terrenos ni de recursos económicos pa- ra promover toda la vivienda pública que nos gustaría ofrecer, pero esto no nos impide buscar soluciones. La Generalitat, que tiene competencias y recursos, ha abandonado a los ayuntamientos y a su ciudadanía.

En Santa Coloma, desde la exigencia a las administraciones supramunicipales, seguiremos haciendo políticas necesarias para la gente. Voluntad, imaginación y esfuerzo son ingredientes fundamentales para dar respuesta a las necesidades vecinales.

Como decía el poeta Màrius Sampere, “ho provem infini- ties vegades”.

 

*Artículo publicado en el número especial año nuevo de El Mirall.net